domingo, 14 de abril de 2019

Los colonos visitan la Universidad Autónoma de Barcelona

Cayetana Álvarez de Toledo y Peralta-Ramos, XIII marquesa de Casa Fuerte, cabeza de lista del PP por Barcelona el 28A, tiene tres nacionalidades.

La nacionalidad francesa por su padre, de los Álvarez de Toledo, descendiente por línea directa masculina de Fadrique Álvarez de Toledo y Enríquez, II duque de Alba de Tormes, II marqués de Coria, II conde de Salvatierra de Tormes, i conde de Piedrahíta y VI señor de Valdeconeja. 
La nacionalidad argentina por su madre. Unos parientes suyos, apellidados Peralta, intervinieron en la fundación de Córdoba, y otros en la de Maipú, en la provincia argentina de Mendoza.
La nacionalidad española la obtuvo en 2007, a los 33 años.
Cayetana en la escalera de la UAB, protegida por la policía, replicando a los estudiantes

Por su parte, Inés Arrimadas, cabeza de lista de C’s por Barcelona el 28A, nació en Jerez de la Frontera. Su padre, Rufino Arrimadas, fue agente de la policía científica franquista.
Su primo, Moisés Arrimadas, fue Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento en Cuenca y Albacete. El “Glorioso Movimiento Nacional” era el partido único del régimen franquista, inspirado en el fascismo.
En los 70, Rufino Arrimadas se trasladó a Jerez. Allí nació Inés. En 1981, Inés se trasladó a Barcelona.
Arrimadas en uno de sus shows en el Parlament de Cataluña
Ayer, las TV y los partidos calificaron de totalitarios a los estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona por intentar boicotear un acto de Cayetana.
Como respuesta a los gritos de los estudiantes “fuera fascistas de la Universidad”, algunos miembros de la escolta de seguridad de Cayetana respondieron brazo en alto con el saludo nazi.
A la izquierda, Cayetana. A la derecha, los nazis de su escolta

Esto no se publicó ni destacó en los medios de comunicación. Eso sí, todos repitieron la cantinela de Cayetana como adalid de la libertad que había venido a salvar a Cataluña de la tiranía.
Tampoco mostraron el show de ayer de Arrimadas, en su despedida del Parlament de Cataluña.  Mostró lazos amarillos, que dijo haber retirado ella misma, y denunció a los independentistas por llenar las calles de "lazos contaminantes".

Resulta que, para todos los medios de comunicación que controlan, los totalitarios son quienes protestan, quienes ponen lazos amarillos, quienes tienen a sus líderes encarcelados o exiliados y quienes tienen prohibido utilizar los términos presos políticos o exiliados.
Mientras ellos, y los medios de comunicación que controlan, no paran de usar el término golpistas sin ningún reparo.
El mundo al revés.



No hay comentarios:

Publicar un comentario