domingo, 7 de abril de 2019

Brunéi matará a los homosexuales a pedradas

En Brunéi, la homosexualidad se castigaba con 10 años de cárcel. A partir del 3 de abril, las personas adúlteras y los varones homosexuales serán apedreados hasta la muerte. Las lesbianas azotadas.
A los ladrones se les amputará la mano derecha en su primer robo y el pie izquierdo en el segundo. Las personas vestidas de otro género irán a la cárcel.
A todos: niños, adultos, locales y extranjeros. Musulmanes y no musulmanes.

Estados Unidos, Alemania y Francia han rechazado estas leyes.
Human Rights las ha calificado de bárbaras hasta la médula y ha dicho que imponen castigos arcaicos para actos que no son siquiera delitos. Ha pedido la suspensión inmediata de las amputaciones, de la lapidación y de todos los demás castigos que son un abuso de derechos.
George Clooney, secundado por Elton John y por otros artistas, han pedido el #bruneiboycott de los hoteles y restaurantes internacionales de lujo, propiedad del sultán de Brunei.
Este mismo miércoles, Josep Borrell, ministro de exteriores de España, ha instado a Brunéi a respetar sus compromisos internacionales en materia de Derechos Humanos, “mediante la retirada de estos preceptos del Código Penal (…) Estos castigos constituyen tortura --que el Derecho Internacional prohíbe de manera absoluta-- o penas crueles, inhumanas y degradantes”.

Según el FMI, Brunéi, en el centro del sudeste asiático es el cuarto país más rico del mundo. Por sus yacimientos de petróleo y gas natural. Sin embargo, su desigualdad social es escandalosa.

Se calcula que el sultán, uno de los hombres más ricos del mundo, tiene más de 20.000 millones de dólares. Vive en un palacio con bóvedas de oro, 1.788 habitaciones y un salón de banquetes para más de cinco mil invitados. Asimismo, tiene más de cinco mil vehículos de lujo, entre ellos 165 Rolls-Royce. Uno de sus aviones cuenta con lavamanos e inodoros de oro macizo.

Moraleja:
Si un país tiene petróleo y buenas relaciones con los poderes económicos mundiales, no presenta ningún problema de Derechos Humanos. Si no tiene buenas relaciones, como Venezuela, entonces sí presenta un problema de Derechos Humanos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario