domingo, 23 de diciembre de 2018

Dos años por grabar en la Cripta de los Caídos de Pamplona

Clemente Bernard y Carolina Martínez se enfrentan a dos años de cárcel y a una multa de 12.000 euros por revelación de secretos en la grabación de la película "A sus muertos" en la cripta del Monumento de los Caídos en Pamplona.

Dicho monumento es el segundo monumento franquista más grande de España y tiene en su cripta las tumbas de los generales golpistas Mola y Sanjurjo, que fueron exhumados en 2016.

Monumento a los Caídos en Pamplona
Los cineastas grabaron los ritos que el grupo franquista Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Santa Cruz celebra todos los días 19 de cada mes por los muertos de la Cruzada por Dios y por España. Según el fiscal, “ esto equivale a grabar en el salón de casa de la hermandad”, cuyo derecho a la intimidad ha sido violado.
Según la defensa, no se ha vulnerado ningún derecho a la intimidad ya que la cripta de los golpistas Mola y Sanjurjo no es un espacio íntimo; en ella solo se celebran misas y éstas no tienen nada de íntimo. 

Mucho menos es un salón de casa, ya que sólo los miembros de la Hermandad de la Santa Cruz dicen que es su sede: "la cripta no puede ser domicilio de nadie. La Iglesia no puede permitir que en un lugar sagrado se hagan cosas como reuniones". La defensa también ha remarcado el interés informativo del lugar.
En su cripta hay las tumbas vacías de los generales sublevados Mola y Sanjurjo
La Hermandad de los Caballeros Voluntarios de la Santa Cruz se fundó en 1939 por excombatientes requetés “para mantener íntegramente y con agresividad si fuera preciso, el espíritu que llevó a Navarra a la Cruzada por Dios y por España“. Se trata de una organización formada por caballeros "mezcla de guerrero y de monje".
Según sus palabras, “encontraron en Navarra y en varias capitales de España, un crecido número de excombatientes de todas las clases sociales, hallando en dicha Hermandad el estímulo necesario para mantener despierto, vivo como el primer día de la Cruzada, el apego fervoroso a aquellos ideales santos que les impulsaron a abandonar su hogar para defenderlos con las armas en la mano”.
Es una vergüenza que todavía se permitan estos aquelarres franquistas
Este juicio es una humillación para las víctimas del franquismo y muestra la doble moral de la justicia que, en lugar de actuar contra la exaltación de los asesinos franquistas, actúa contra quienes informan y muestran dicha exaltación.
El Ayuntamiento de Pamplona convocó un concurso de  ideas para decidir qué hacer con el edificio, que podría incluso ser derribado.  Carolina Martínez remarca que “el documental se pregunta qué hacer. Y se lo preguntamos a un montón de ciudadanos del entorno y de la ciudad. Qué les parece. Si saben algo sobre cómo se creó o qué rememora. Lo grabado evidencia una gran ignorancia sobre la historia”. Y subraya que no es un trabajo realizado como activistas de la memoria, sino como profesionales de la comunicación audiovisual.
El documental A sus muertos se proyectó en enero de 2017 por el Colectivo memorialista Zer bajo el título “¿Qué hacemos con el Monumento a los Caídos?”.
La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra aprobó una declaración de solidaridad con los dos documentalistas. Asimismo, el Parlamento manifestó “su oposición a la persecución judicial de quienes realizan su trabajo de investigación sobre episodios vinculados a la memoria histórica, en el marco del derecho constitucional y la libertad de expresión".

El Parlamento también expresó su "compromiso con el cumplimiento de las leyes de memoria histórica que garanticen la verdad, justicia y reparación de la ciudadanía navarra y la no connivencia con cualquier tipo de acto de enaltecimiento del franquismo que suponga un ataque de la dignidad de sus víctimas"

Cientos de personas han firmado el manifiesto en apoyo a los dos cineastas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario