jueves, 13 de septiembre de 2018

Cataluña no está partida en dos

La celebración de la Diada en Cataluña en 2018 ha sido una de las más multitudinarias que se recuerda. Se ha reivindicado la Independencia, la República Catalana y la Libertad de los presos políticos independentistas.
La Diada ha puesto de manifiesto que la reivindicación independentista no ha perdido fuelle, sino que sigue más viva que nunca. También ha servido para rebatir, una vez más, el falso relato de que Cataluña está partida en dos mitades.
Independencia, República Catalana y Libertad Presos Políticos

En la Diada del 11 de setiembre de 2018, las calles de Barcelona se han vuelto a ocupar multitudinariamente. Las calles se han vuelto a ocupar después del referéndum del 1 de octubre, de la huelga general del 3 de octubre, de la no desplegada declaración de independencia, de la aplicación política del 155 y de la farsa judicial que ha llevado a la cárcel o al exilio a los independistas. Después de todos estos acontecimientos, la manifestación “por la República Catalana y la Libertad de los presos políticos” congregó un millón de personas, según la Guardia Urbana.
Hoy, el llamado “problema catalán” sigue estando en el centro del tablero político de Las Españas.

En el acto de Ciudadanos  “por la España centralista y la Cataluña autonómica”, a su vez,  participó una inmensa muchedumbre de casi 150 personas que ocupó una cuarta parte de la Plaza del Rey de Barcelona. Pero en las televisiones españolas no salió ningún plano general, sólo primeros o primerísimos planos.

A pesar de las diferencias numéricas entre estos dos actos, las televisiones españolas han repetido el falso relato del PP y de Ciudadanos sobre “una Cataluña partida en dos mitades” y “un independentismo que crea fractura social y genera violencia”. cuando los únicos que generan violencia son los nazis, los fascistas, los franquistas y la fuerza de choque de Ciudadanos yendo en manada con la cara tapada, con sus monos blancos y con sus cuters.
Para defender este relato de las dos mitades, suman como contrarios a la república catalana a todos los que no votaron a los partidos cuyo punto central fue la independencia. Es decir, a todos los que votaron blanco o nulo y a todos los que votaron a los Comunes, cuando entre estos hay de todo. Como se vio con la asistencia a la manifestación republicana del diputado Joan Josep Nuet, secretario de Esquerra Unida i Alternativa; de Gerardo Pissarello, número dos de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona; de Jaume Asens, concejal de Derechos de Ciudadanía; de Gemma Tarafa, Comisionada de Salut; y de David Companyon, exdiputado del Parlament, entre otros.

Esta situación de Cataluña sólo se solucionará votando en UN REFERÉNDUM las distintas alternativas:
  • La España Una, Grande y Libre.
  • La España Autonómica heredada del franquismo.
  • La Autodeterminación de los distintos territorios, con las relaciones confederales que ellos decidan.

Una solución real sólo vendrá con el fin del régimen heredado del franquismo y con el inicio de un nuevo Proceso Constituyente. Un Proceso Constituyente que suprima la monarquía y todas las imposiciones franquistas de la Transición del 78.

No hay comentarios:

Publicar un comentario