jueves, 17 de mayo de 2018

Día Internacional contra la LGTBIfobia

Hoy se celebra el Día Internacional contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género. Se celebra hoy, porque el 17 de mayo de 1990, la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) suprimió la “homosexualidad” de la lista de enfermedades mentales. La Asociación Psiquiátrica Norteamericana también suprimió la transexualidad de la lista de trastornos mentales.
En España, este día fue reconocido por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero el 26 de junio de 2009.



La discriminación de las personas Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) se ha basado y todavía se basa en aspectos religiosos, pseudocientíficos y culturales.
Las discriminaciones por motivos religiosos se basaban en la afirmación de que las prácticas homosexuales eran “antinaturales” porque iban contra la ley de Dios. La homosexualidad era un pecado y se castigaba a las personas que la practicaban, incluso con pena de muerte, siendo quemadas, ahorcadas o lapidadas. Actualmente, más de 70 países todavía condenan con prisión los actos sexuales entre personas del mismo sexo y, en al menos cinco (Mauritania, Iran, Sudán, Arabia Saudí y Yemen, además de algunas zonas de Nigeria y de Somalia) con pena de muerte.
Situación legal de LGTBI

Según las religiones, las mujeres también eran discriminadas y consideradas inferiores a los varones, porque por Eva había entrado el pecado en el mundo. Las mujeres que no aceptaban esa inferioridad, eran quemadas vivas acusadas de brujas. También según las religiones, quienes no pertenecían al pueblo elegido por Dios eran infieles a combatir (guerras santas, cruzadas) o a colonizar (para convertirlos a la religión verdadera).
Las discriminaciones por motivos pseudocientíficios surgieron con la Ilustración, cuando en el siglo XVIII la razón sustituyó a la religión. Las personas homosexuales fueron consideradas enfermas mentales, las mujeres el sexo débil, inferior por naturaleza, y los distintos pueblos se clasificaron en una raza superior y en razas inferiores.
Actualmente, las discriminaciones en la civilización occidental no se basan en razones religiosas o pseudocientíficas, sino en razones culturales. Nuestra cultura tiene costumbres, creencias, actitudes, sentimientos, normas y leyes homofóbicas, transfóbicas, sexistas, machistas, racistas, xenófobas y en esa cultura estamos siendo educados día a día.


Este año, el lema propuesto para el Día Internacional contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género es el de “Solidaridad y Alianzas”.  Las personas LGTBI no pueden recuperar todos los derechos de forma aislada. Hay que tejer alianzas para garantizar la seguridad, luchar contra la violencia, obtener cambios legales, hacer campañas educativas, combatir los prejuicios y evitar que éstos se difundan en los medios de comunicación.
Las minorías sexuales y de género han de aliarse con otros grupos vulnerables. Por ejemplo: mujeres, migrantes, personas que viven en la pobreza, niños y niñas vulnerables, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario