lunes, 23 de abril de 2018

Sant Jordi, rosas y libros


El día de Sant Jordi, patrón de Cataluña, es una fiesta de reivindicación de la cultura catalana. También es patrón de Aragón y de otras poblaciones de las Españas, así como de Inglaterra (la fiesta más importante después de Navidad), Portugal, Bulgaria, Georgia, Etiopía y muchos sitios más.
Ese día todo el mundo regala rosas y libros.

Dice la leyenda catalana, que un dragón aterrorizaba a la gente del pueblo de Montblanc. Sus habitantes le daban cada día dos ovejas, para evitar sus ataques; pero cuando los animales se terminaron, entonces decidieron darle cada día una persona por sorteo.
Cuando le tocó a la hija del rey, apareció Sant Jordi, cabalgando sobre un caballo blanco, con su escudo dorado y su lanza, que clavó en el corazón del dragón hiriéndolo de muerte. De la sangre del dragón brotó un rosal. Sant Jordi cogió una rosa y se la dio a la princesa, y la princesa le escribió un poema de amor.


Una "variante" actualizada de la leyenda de Sant Jordi

La costumbre catalana de regalar una rosa a las mujeres tiene su origen en el siglo XV, cuando los hombres la enviaban por medio de un amigo a la mujer de la que estaban enamorados. La costumbre se mantuvo gracias a la Feria de Rosas que ese día se instalaba en el Palau de la Generalitat, a donde iban a oír misa las mujeres el día de Sant Jordi. desde hace décadas, las rosas y los libros se regalan a todo el mundo sin distinción: amistades, familiares, compañeros de trabajo, vecinos, etc.
En 1930, la fiesta de la rosa quedó unida al día del libro. Posteriormente, en 1995, la UNESCO declaró el 23 de abril, día de Sant Jordi, como Día Mundial del Libro.
Las Ramblas de Barcelona el día de Sant Jordi



No hay comentarios:

Publicar un comentario