sábado, 31 de marzo de 2018

¡No al nacional-catolicismo español!


La presencia de ministros y militares en los actos, la bandera a media asta por Cristo y los indultos de Semana Santa a petición de las cofradías muestran el peso del nacional-catolicismo español frente a la supuesta aconfesionalidad del Estado.
La Constitución establece que España es un Estado aconfesional, pero la llegada de la Semana Santa siempre termina por hacer saltar por los aires ese principio. Basta con remitirse a los hechos: durante esta semana de pasión, militares de los tres ejércitos participarán en más de 200 actos institucionales, religiosos y culturales que se celebran a lo largo y ancho del país, según ha informado el Ministerio de Defensa.

La ministra de Defensa presidiendo los actos religiosos
Pese a estos datos, Defensa ha puntualizado en un comunicado que la presencia de las Fuerzas Armadas en determinados actos de Semana Santa no entra en contradicción con el carácter aconfesional del Estado español. Pero hasta los ministros del Gobierno de Rajoy, llamados siempre a dar ejemplo, ponen en entredicho esa supuesta aconfesionalidad del Estado recogida en la Constitución.
Los legionarios con la imagen de Cristo crucificado
Sirva como ejemplo que este Jueves Santo, hasta cuatro ministros, los de Interior, Defensa, Justicia y Educación (Juan Ignacio Zoido, María Dolores de Cospedal, Rafael Catalá e Íñigo Méndez de Vigo) participaron en Málaga en los actos matinales del Cristo de la Buena Muerte, de la Congregación de Mena. Y este no es el único acto al que han asistido: Zoido, Cospedal y Catalá ya estuvieron presentes el miércoles en las procesiones de las Cofradías Fusionadas de Málaga. Aunque también hay que decir que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, del PSOE, asistió el miércoles al inicio de la procesión de Nuestro Padre Jesús de Azotes y Columna de la cofradía, donde ha ejercido de mayordomo y ha dado el toque de salida de imagen.
¿Qué seria de la crucifixión sin un buen selfie?
Lo más llamativo, sin embargo, es la abultada presencia de militares en los diversos actos religiosos; presencia que, además, es voluntaria en muchas procesiones en ciudades que han mantenido —y mantienen— una arraigada vinculación histórica con unidades castrenses.
Los del Ejército del Aire participan en diversas procesiones en Alcantarilla (Murcia), o miembros de La Legión y del buque 'Contramaestre Casado' acompañarán a la cofradía de Mena en Málaga, mientras que integrantes de la Armada asisten a otros actos en Marín, Cartagena o San Fernando.
Algunas procesiones son más interesantes  que otras
Los militares del Ejército de Tierra estarán en 152 actos que se celebran en 80 ciudades españolas con gran tradición procesional y castrense, como Badajoz, Málaga, Sevilla, Córdoba, Ronda (Málaga), Valladolid, Astorga (León) o diversas localidades de las Islas Canarias.
Por su parte, la Armada toma parte en numerosos actos religiosos de ciudades españolas, como Lugo, Pontevedra, Punta Umbría (Huelva), Antequera (Málaga), Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Zamora o Cádiz.
Los del Ejército del Aire, además de Alcantarilla, participan en otras procesiones en Cartagena, Huelva, Málaga, Sevilla, Granada, Getafe (Madrid), Peñafiel (Valladolid) o Valdepeñas (Ciudad Real), entre otras.
Asimismo, la bandera nacional ondea a media asta desde las 14.00 horas de Jueves Santo hasta las 00.01 horas del domingo de Resurrección en todas las unidades, bases, acuartelamientos militares, así como en la sede central del Ministerio de Defensa y las delegaciones territoriales del Departamento, tal y como se ha ordenado en las últimas décadas. Hubo excepciones puntuales en 2010 y 2011 en la sede del Ministerio de Defensa.
Pero a guisa de justificación, Defensa recuerda que tal y como señaló el Tribunal Constitucional en su sentencia 34/2011, de 28 de marzo: "Cuando una tradición religiosa se encuentra integrada en el conjunto del tejido social de un determinado colectivo, no cabe sostener que a través de ella los poderes públicos pretendan transmitir un respaldo o adherencia a postulados religiosos".
También indica que por otra parte la participación voluntaria de unidades militares en actos públicos de carácter religioso quedó estipulada por la Orden Ministerial de 14 de octubre de 1994, lo que también influyó en la formación de las unidades que participan, que pasó a estar formada exclusivamente por voluntarios.
La famosa procesión del "Coño Insumiso" de Sevilla, cuyas nazarenas están procesadas
Por si esto fuera poco, el Gobierno ha concedido este año otros cinco indultos a petición de la cofradías, que se suman a los 74 de los últimos cinco años.
Toda la información excepto las imágenes, se ha obtenido del Diario Públic0: http://bit.ly/2pTVCXh.

No hay comentarios:

Publicar un comentario