lunes, 19 de marzo de 2018

España al borde de un ataque de nervios


Ayer se proyectó en Ginebra el documental "España al borde de un ataque de nervios", de Sylvain Louvet, Gary Grabli y Julie Peyrard sobre el referéndum del 1 de Octubre en Cataluña. La proyección tuvo lugar durante el debate sobre la independencia en Cataluña organizado por el Festival Internacional de Cine y el Foro de Derechos Humanos (FIFDH).
En el debate participó el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, que llegó con media hora de retraso y fue recibido con aplausos por el público.  Las entradas estaban agotadas desde hace semanas y al mismo asistieron unas 900 personas, entre el público y numerosos periodistas.
En el debate también intervinieron la exministra de Exteriores y expresidenta de turno de la Confederación Helvética, Micheline Calmy-Rey; el director del departamento de Derecho Público de la Universidad de Ginebra, Nicolas Levrat; y el periodista del diario español El País, Xavier Vidal-Folch.


Entre el público estuvo la dirigente de la CUP Anna Gabriel, huida recientemente de la Justicia española a Ginebra, así como Agustí Alcoberro, vicepresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC).
Ante los medios previo al inicio del debate, Alcoberro dijo que el FIFDH es un festival internacional que tiene "una larga tradición". "Estamos hablando de una especie de desembarco catalán, porque habrá una presencia muy importante y los medios locales tienen un gran interés por el tema, por lo que esta es otra forma de internacionalizar la causa catalana", sostuvo.
Alcoberro asistirá mañana a una mesa redonda en la ONU y también impartirá una conferencia en Lausana explicando "la situación catalana", según dijo, algo que repetirá el martes en Zúrich.
Dado que a la cita acudió también Anna Gabriel, el vicepresidente de la ANC consideró que se trata de "un buen momento para poder encontrar a personas que están en diferentes puntos del exilio".
Tanto Puigdemont como los exconsejeros exiliados a Bélgica están acusados en España de los presuntos delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario