sábado, 25 de noviembre de 2017

Venta de esclavos en Libia

¡Qué asco de Europa! galardonada por el gobierno español con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2017 “por haber contribuido a difundir valores como la libertad, los derechos humanos y la solidaridad" ¿se puede ser más cínico?
Europa ha entregado más de 130 millones de euros a Libia, para que retenga a las personas refugiadas. A Libia, un Estado en el que se vulneran todos los derechos humanos, en el que se vende a las personas como esclavos y en el que se asesina a los inmigrantes en los mismísimos centros de detención. Todo ello subvencionado por Europa.
Retenidos en Libia para ser vendidos como esclavos


“Hombre fuerte para trabajar”, asegura el vendedor. “Ochocientos, novecientos, mil, mil cien, mil doscientos… vendido por 1.200 dinares libios”. No es una venta de muebles de segunda mano, sino una subasta de seres humanos. Por unos 800 dólares ese hombre ahora es un esclavo.






El video, filmado por la cadena estadounidense CNN, muestra a un grupo de inmigrantes subsaharianos subastados como esclavos en libia durante el pasado mes de agosto. Estas imágenes han despertado una fuerte indignación y una ola de protestas en toda África.
Encadenados para ser subastados como esclavos

Las imágenes han despertado gran indignación en toda África. El primero en reaccionar ha sido Níger, país del que proceden muchas de las personas vendidas como esclavos. Mali también ha condenado “enérgicamente” la subasta y ha afirmado que “estas prácticas inhumanas recuerdan una página oscura y dolorosa de la historia de África”. Lo mismo ha hecho Burkina Faso, que ha reclamado la intervención del Gobierno libio, de la Unión Africana, de la Unión Europea y de la ONU.
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido al Consejo de Seguridad acciones “urgentes”, para combatir el tráfico de personas y los abusos que sufren muchos migrantes y refugiados alrededor del mundo.
El mundo del deporte también ha alzado la voz. El futbolista Geoffrey Kondogbia (Valencia CF), celebró su gol ante el RCD Espanyol, durante el partido de Liga de este domingo, mostrando una camiseta en la que se podía leer “no estoy en venta”. Algo similar hizo Paul Pogba (Manchester United), que celebró un gol, al igual que Cheick Doukouré (Levante), cruzando las muñecas, en un gesto que recuerda a las cadenas que atan a los esclavos.
Paul Pogba protesta por la venta de inmigrantes como esclavos en Libia









No hay comentarios:

Publicar un comentario